Pausas activas

Cuando el trabajo se vuelve pesado, tedioso y de horas de estar sentado, ten en cuenta que necesitas y puedes darte tiempos para estirarte y hacer ejercicios que fomenten el flujo sanguíneo y te hagan ser un poco menos sedentario. Se llaman PAUSAS ACTIVAS.

A continuación te mostramos algunos ejercicios que puedes hacer para mejorar tu calidad de vida en el trabajo:

Las pausas activas son una opción más simple para mejorar la salud, la eficiencia laboral y educacional. Las pausas se hacen en 10 minutos en la mañana y 10 minutos en la tarde y si sigues, pues 10 minutos en la noche. Esto como mínimo, lo ideal es hacerlo cada 3 horas de trabajo.

Por ejemplo si estás pegado mucho tiempo a la computadora, también nos sirve hacer ejercicios con los ojos, ya que de esa manera podemos enfocar otros puntos y de esa manera hacer descansar nuestros importantes ojos.

También para la fatiga visual se recomienda tapar los ojos con la palma de las manos, pero antes es recomendable calentarlas frotándolas entre sí. También puedes cerrar los ojos durante 30 segundos y pensar en algo POSITIVO.

Entre los beneficios de las pausas activas se encuentra la disminución del estrés, la estimulación de la circulación, la motivación y mejora de las relaciones interpersonales, la mejora en el desempeño laboral y la mejora en tu capacidad de concentración.