LOS PROS Y CONTRAS DE TRABAJAR EN CASA

Trabajar en casa o home office se hizo por arte de magia y del coronavirus una necesidad, no una opción para algunos. Aunque ya lo hemos comentado antes, tiene grandes ventajas como son el ahorro en el transporte, en la ecología, en el tiempo libre y en la eficiencia. Pero también tiene sus grandes desventajas como pueden ser las distracciones, el refrigerador, la familia, la silla incómoda del comedor, la televisión y la ineficiencia por todo lo anterior. 

Pero sabemos que el home office, trabajo en casa o trabajo remoto llegó para quedarse y tenemos que hacer el mejor uso para bien de nosotros y de nuestra empresa. En estos momentos tenemos que cuidar nuestro trabajo como siempre, pero ahora más pues estarán escasas las oportunidades en los meses que vienen. Y tenemos que cuidar nuestra empresa pues es la que nos da trabajo y oportunidad de desarrollarnos como personas y como profesionales de nuestra especialidad.

 

LAS VENTAJAS DE TRABAJAR REMOTAMENTE

Mejor administración del tiempo. Al no tener que ir a nuestras oficinas tenemos ese tiempo de ida y vuelta para nosotros o para usarlo en el trabajo. Podemos leer más, estar con nuestros hijos o nuestra pareja más tiempo, hacer ejercicio.

Mejor dieta. Al comer en casa podemos prepararnos comida más saludable y a nuestro gusto. Dejamos de comer en restaurantes o en la oficina. Si nosotros no cocinamos, no importa, pues de todas maneras la comida en nuestra casa será más saludable que la de la calle.

Aprovechamos la tecnología. El internet, zoom, teams, hangouts y un sinfín de opciones para reunirnos el tiempo que sea necesario con nuestros jefes o compañeros de trabajo. Se requiere para esto una buena conexión a internet, una silla cómoda adecuada para estar largas horas trabajando y un escritorio a la altura y con el espacio suficiente.

Mayor responsabilidad y autonomía. Al estar separados de nuestros compañeros y jefes, tenemos mayor autonomía pero también mayor responsabilidad de hacer nuestro trabajo en el tiempo y con la calidad que esperan de nosotros.

 

LAS DESVENTAJAS DE TRABAJAR EN CASA

Mobiliario inadecuado. Muchos no estábamos preparados para irnos a nuestras casas a trabajar y menos con los muebles adecuados para hacerlo. Sabemos que las ventas de sillas y de escritorios o mesas para trabajar en casa se ha incrementado en estos días, pues los dolores de espalda y cuello se han hecho comunes en los que hacen home office.

Distracciones en casa. Si es una ventaja estar en casa, también hay que tener cuidado de los distractores como los niños, la comida, los vecinos o hasta el perro. Hay que delimitar el área y el horario para que la familia lo respete.

Herramientas deficientes. Un internet pobre, una silla incómoda del comedor, una mesa de trabajo con reflejos o con altura inadecuada y carentes de ergonomía en absoluto. Y en ocasiones esto nos lleva a tener que trabajar períodos más prolongados que en nuestra oficina o a deshoras. Y esto nos lleva también a la seguridad de la información, para lo cual la empresa debe establecer protocolos a todos sus colaboradores para evitar robos de información por hackers.

Sobrecarga de información. Debemos organizarnos bien para no sobresaturarnos de información proveniente del whatsapp, mails, juntas remotas, llamadas. 

Despersonalización del trabajo.  Al trabajar remotamente nos alejamos de la gente y eso contribuye a que perdamos el toque humano de nuestro trabajo. A veces en una reunión de 15 minutos solucionamos un tema que en una junta remota nos lleva una hora.